• 28 JUL 2016

Protección ocular en los deportes de invierno

Las gafas de sol se popularizaron durante el siglo pasado: primero se asociaron a actividades que requerían una protección ocular especial como la aviación y después su uso se extendió a raíz del cambio de estilo de vida con la práctica del deporte al aire libre o la costumbre de veranear en la costa. El Dr. Rafael Barraquer, oftalmólogo y co-director médico del Centro de Oftalmología Barraquer de Barcelona, recomienda cómo debemos protegernos de los rayos ultravioleta en invierno.


 
Riesgo del sol en la montaña
 
El especialista señala que el problema de la exposición solar en la montaña durante el invierno con la práctica del deporte como el esquí o la escalada, es que se incrementa el riesgo de la exposición a los rayos ultravioleta al aumentar la altitud. Además con la nieve se añade el problema de la refracción.  Lo importante es ser consciente que cuando subimos a la montaña disminuye el filtro atmosférico.
 
Utilizar unas gafas adecuadas
 
Es importante utilizar unas gafas de sol que estén homologadas para esta práctica. En general, los filtros de color cálidos suelen ser más eficientes que los colores azulados o verdosos.  Además del filtro ultravioleta también es importante que el material de los cristales sea resistente y anti reflectante. Asimismo, el Dr. Barraquer comenta que “los usuarios de lentes de contacto pueden utilizarlas en la montaña pero que deben tener en cuenta que si hay un ambiento seco producido por el viento, pueden manifestar sequedad ocular que se debe compensar con gotas lubricantes”.
 

 
La información proporcionada en vivirmejor.com ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación directa que existe los pacientes/visitantes de este sitio web y su médico. Si tiene problemas de salud, consulte a su médico